Oración de la noche para el 20 de Julio

Oración de la noche para el 20 de Julio

Buenas noches precioso Padre, un cielo estampado de lindas estrellas cubre este lugar con tu majestuosa presencia, en la cual, yo quiero colocar mi corazón en tus santas manos para empezar este diálogo entre los dos con mucha humildad y sinceridad.

Hoy tuve un día un poco difícil, lleno de muchas situaciones agitadas y con muchos pendientes, pero me siento bien de poder llegar a mi casa con tranquilidad y salud. Gracias Señor por c uidarme hasta ahora, por no dejar que nada malo me pase y acompañarme en cada momento del día, porque tu compañía me da fuerza para poder continuar tus propósitos.

Aún tengo mucho que ofrecerte Señor, no quiero cerrar mis ojos sin antes entregar todas mis palabras de admiración y honra. Porque no hay nada más dulce que la ternura paterna que brindas, porque te manifiestas en lo grande, en lo pequeño, en lo sencillo y en lo complejo.

A veces los malos pensamientos o las emociones toman impulso más que la prudencia y me equivoco en mis tratos o en mis palabras. Perdón mi Dios, apiádate de mí una vez más. Limpia mi corazón Señor, porque a donde vaya solo tu gracia me bastará.

Esta noche, mira al cielo y descubre que, en medio de tantos problemas, Dios nos da motivos para sonreír.

Piadoso Dios, te agradezco por la familia y los amigos que me regalas, porque hoy pude compartir un poco más con ellos, escuchar más historias de sus vidas y recibir muchos consejos de ellos. Te pido que los bendigas y que esta noche les brindes un sueño reparador, libre de perturbaciones.

Ayúdanos a fortalecer nuestros lazos de fraternidad y a valorarnos en todo momento, contagiando nuestras alegrías, siendo compañía y luz en nuestros momentos de desierto u oscuridad. Que por el amor de tu amado hijo Jesús nos una en comprensión, amor y paciencia.

Padre misericordioso, de manera especial esta noche te pido por el mundo que a diario la normalidad los envuelve en tinieblas, los aleja de tu gracia y de tu presencia. Muéstrales en tu infinito amor y la verdad se encuentra en Ti.

Me abandono en Ti, querido Padre y con ilusión te pido que me regales un nuevo amanecer. Quisiera poder cumplir los planes que aún tengo reservados y cumplir todos los objetivos que he ido trazando, siempre y cuando estén bajo tu voluntad, te lo pido en nombre de Jesús Rey del universo, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Unidos en Oración © Todos los derechos reservados
Unidos en Oración
Left Menu Icon