Oración de la noche para el 19 de Septiembre

En esta noche me acerco a ti, Oh Dios, para darte gracias por el día que me regalaste. Gracias, porque estuviste en él manifestándome tu amor en cada momento y porque eres mi más leal compañía. Señor, esta noche es perfecta para glorificar tu nombre y para entender que solo Tú eres digno de toda honra.

Siempre eres mi fortaleza y mi refugio, mi bendito Señor, siempre regreso a casa bajo tu vigilancia. Siempre estás conmigo en cada momento del día. Me das fuerza, valentía y discernimiento para conducirme siempre por los correctos senderos. Padre celestial, no me desampares ni un solo momento, haz que mi vida refleje tu amor y que mis actos sean dignos de un hijo tuyo.

Padre de bondad, gracias porque colmas a mi familia con tus bendiciones, porque tenemos salud, porque nos unes cada día en tu presencia. Gracias porque tu amor se manifiesta en el amor que nos tenemos y porque juntos salimos siempre adelante. Bendice sus trabajos, sus estudios, guía constantemente sus pasos y, por favor Señor, haz que te conozcan y se acerquen a Ti.

Gracias por no descuidar mi cuerpo y otorgarme el alimento para reparar mis fuerzas. Gracias por el aire que respiro y por mantenerte vigilante en el transcurso de mis actividades. Padre bueno, gracias por no permitir que pueda caer en las tentaciones del camino y mantenerme en tus mandatos.

Oración de la noche para el 19 de Septiembre de 2018
Esta noche El Señor te dice: «Ven a Mí y te haré descansar. No dudes que siempre estoy contigo, siempre estoy a tu lado hasta el fin de los días».

Purifica con tu luz las oscuridades de mi vida, aleja de mí los malos pensamientos y las sensaciones de egoísmo, recelo y desconfianza. Haz de mí un mejor hijo, una mejor persona, un mejor siervo.

En esta noche, Padre amado, te ofrezco lo poco que tengo y junto con ello te entrego también mis problemas y mis pesares, mis alegrías y virtudes. Te ofrezco mi carga y debilidad para que Tú seas quien vaya sanando y aliviando esos momentos de desazón que pueda atravesar, Señor misericordioso. Guíame siempre por los caminos de amor, bienestar y paz.

Dame la gracia de permanecer en Ti, Señor amado, dame la confianza para saber que siempre estarás a mi lado. Renueva mi fe y mis fuerzas. Abrázame con tu infinito amor y cuando los primeros rayos del sol aparezcan mañana, recuérdame siempre que me amas. Permíteme descansar con seguridad, cobijado por tu manto y protegido de todo mal.

Amado Señor, gracias por escuchar mi oración en esta noche, por permitir que mis ojos se cierren con la confianza de que tendré un nuevo día para disfrutar de tus bendiciones y regalos, para disfrutar de mi familia, de mis amigos y de los que me rodean, en el nombre bendito de Jesús, Amén.

60 comentarios en «Oración de la noche para el 19 de Septiembre»

  1. PADRE nuestro que estás en los cielos santificados sea tu nombre gracias mil gracias señor mi Dios por darme la oportunidad de difundir la palabra de Dios te agradezco mucho porque siempre quise ablar de vos con tu fortaleza y micericordia voy seguir adelante señor dame salud ami y a mis hijos nietos familia y toda la persona para que no se contajien con el covid 19 cubrenos con tu manto sagrado gracias señor mi amado Dios para esta pandemias te lo pido de corazón soy tu hija PADRE ayúdanos a qué las gente tome conciencia de cuidarse y pedirte ayuda y perdón té lo agradezco en el nombre de tu amado hijo Jesucristo amén amén ❤️❤️❤️🙏🙏🙏🙏🙌🙌🙌🌟🌟🌟🌹🌹🌹

  2. Jenas noches, Amado Señor, hoy vengo a Tí, a darte gracias por el día que terminó, por haber permanecido a mi lado y al lado de mi amada familia, gracias por mi salud, que me dió las fuerzas suficientes para realizar mis actividades este día, gracias por el techo que nos cubre y nos reúne en su interior, bajo tu Santo Nombre, Gracias, por el pan de cada día, que no faltó en nuestra mesa y compartimos, pero sobre todo, gracias por tu amor y tu misericordia.
    Te pido perdón Señor, por los errores cometidos durante este día, por mis fallas y ofensas a mi prójimo, por la indiferencia con que quizá traté a mis hermanos, Señor, te ruego me perdones, y me transformé, en una mejor persona, líbrame Padre de bondad, de todo lo malo que pueda albergar mi alma, no permitas que el rencor, la indiferencia o el egoísmo, ni den en mi, transfórmame señor, permíteme compartir tu palabra y llevarla a quienes más la necesitan.
    Hoy como todos las noches , te pido Divino Padre, seas mi compañía y la de mis seres queridos, veles nuestros sueños, para que podamos dormir tranquilamente, alejes todo mal pensamiento que nos inquiete y si es tu voluntad, podamos disfrutar de un nuevo día, donde seamos capaces de terminar con los pendientes de este día y cumplir con las tareas que tengas preparadas para el nuevo día. Todo esto Padre Celestial, te lo pido confiando en TI, segura de que escuchas mi oración, y sabrás concederme lo que creas que es más conveniente para mi y os míos, siempre de la mano de tu Amado Hijo Jesucristo, Creador, Padre y Redentor nuestro. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!