Oración de la noche para el 11 de Febrero

Padre Santo, esta noche quiero darte gracias por todo aquello que me permitiste lograr, gracias porque me concediste la salud para realizar mis actividades y porque, durante todo el día, me diste protección bajo la sombra de tus alas.

Mi buen Señor, quiero pedirte perdón si acaso cometí faltas que pudieron ofender a mis hermanos y fueron desagradables ante tus ojos. Padre bendito, pido tu perdón si en algún momento fui superado por mis debilidades y di paso a mi duda, a mi soberbia o a mi falta de amor. Quiero descansar esta noche pero reconciliado con tu gracia, es por eso que me arrodillo ante Ti, arrepentido de todo y vengo a suplicar perdón.

Dios misericordioso, quiero darte las gracias porque permites a mi familia tener un día de muchas bendiciones, gracias porque nos mantuviste con salud, porque derramaste su santo espíritu sobre cada uno de nuestros corazones, cuidando al milímetro cada paso que dábamos y vigilando las decisiones que tomábamos. Mi Señor, gracias por cuidar nuestras vidas, por apartar el mal de nuestro hogar y por mantenernos juntos en constante oración.

Poderoso Creador, te doy gracias porque no nos desamparas en ningún momento, gracias porque aumentas el amor y la comprensión entre nosotros para salir airosos de los problemas y de las situaciones difíciles que se puedan presentar. Te pido, esta noche, que no nos dejes solos en los momentos de angustia, en los momentos donde la pena sea grande y cuando sintamos que no podemos más. Padre celestial, sé nuestro mejor amigo y mantente fiel en toda adversidad.

Oración de la noche para el 11 de Febrero
Buenas Noches. Dios mira con dulzura tu descanso, aparece en tus sueños y es la inspiración que necesitas para empezar un nuevo día de su mano.

Dios de bondad, te entrego toda mi fatiga, todo mi cansancio y todas mis preocupaciones. Quiero centrarme en poder descansar y recuperar las fuerzas que han sido gastadas en este día. Dame la posibilidad de renovar mis energías y renovar mi corazón mediante un descanso en calma y mucha tranquilidad.

Señor mío, distiende mi mente de las preocupaciones y ayúdame a comprender que todo tendrá solución si estás de mi lado. Quiero confiar completamente en Ti, abandonarme en tus brazos, quiero que me des cobijo y que me  cubras con tu manto poderoso, para no temer esta noche y poder descansar vigilado por Ti.

Gracias te doy nuevamente por el día que me concediste, gracias por todos sus momentos, porque detrás de ellos siempre hubo una enseñanza por obtener. Mi buen Dios, tengo la dicha de llegar al final del día y estar en tu presencia, porque te buscaré en todo momento, porque te has convertido en una necesidad para mí.

Gracias mi Señor, porque tengo la seguridad de que mi oración se escuchará esta noche y que tendré la dicha de recibir bendiciones de tus manos. Gracias Padre Santo, porque mañana será un bello, lleno de muchas nuevas oportunidades que debo aprovechar al máximo y vivirlas con mucha ilusión, en el nombre incomparable de Jesucristo, nuestro Señor, Amén

96 comentarios en «Oración de la noche para el 11 de Febrero»

  1. Buenas noches, Padre Bendito, me pongo en tu presencia, y te doy gracias por el día que termina, gracias Amado Señor, por el día que me regalaste, por mi salud, por mi familia que me acompaña, por la casa el vestido y el sustento diario, gracias Padre Bueno, por los alimentos que pusiste en mi mesa y pude compartir con mi prójimo, por tu amor tan grande y tu infinita misericordia,.
    Bendice mi familia, cúbrelos con tu divina misericordia y no permitas que enemigo alguno se acerque a ellos, protégelos de todo mal y no permitas que caigan en tentación, también te pido por mis amigos, mis vecinos y mis a hermanos en la fé, dale salud a los enfermos, consuelos y compañia a los ancianos, protege a los niños y dale fortaleza a las madres solteras.
    Perdóname si te ofendí, si fuí soberbia, e indiferente con mi prójimo y te fallé y traté mal a mis hermanos.
    Padre Celestial, tu conoces mis necesidades, mis aflicciones, mis alegrías y mis tristezas, sabes que es lo que más me preocupa y no he podido solucionar, ayúdame a solucionar estos problemas que me aflígen, dame sabiduría para salir victoriosa de estas aflicciones y pueda tomar las mejores decisiones cuando sea necesario. Todo esto, te lo pido, en el bendito Nombre de tu Amado Hijo, Jesucristo, Nuestro Salvador. Amén

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!