Oración de la noche para el 9 de Agosto del 2023

Señor de mi corazón, en esta noche que sigilosamente se ha asomado, me gustaría darte las gracias por todo lo que ha transcurrido al pasar de las horas en este día, me has mostrado muchas cosas y me has dado muchos detalles para no olvidar que soy tu hijo consentido. 

Gracias mi Dios, porque he podido disfrutar y experimentar tu amor envolvente durante el día, pude sentir como tu infinita misericordia me abrazaba en los momentos donde me sentía un poco roto, porque en lo más sencillo, estás Tú, eso te hace una persona muy hermosa mi Señor.

Me rindo ante tanta bondad, a tus pies bendito Padre, porque no hay nada mejor que estar en tu presencia glorioso Señor, porque estuviste en lo aparentemente pequeño para que yo preste atención de tus detalles y siempre me encomiende a Ti. Eres todo un caballero mi buen Dios.

Gracias por la dicha de regresar a casa sin peligros, porque pude reencontrarme con mi familia una vez más y compartir a gusto con ellos después de una larga jornada diurna. Me has cuidado de tal manera que ahora puedo elevar hacia Ti esta oración con mucho cariño.

Es de noche, Dios te promete un mundo nuevo de oportunidades para conseguir de su mano.

Te agradezco desde el fondo de mi corazón, porque no dejaste que pasara necesidades, porque tuvimos un plato humilde en mi casa y no nos faltó nada, ni trabajo ni vestimenta, me he sentido la persona más rica de esta tierra, sobre todo porque Tú no me has faltado, contigo estoy completo.

Quiero valorar mucho más todo lo que haces por mi y por las personas que quiero, enséñame Señor a que mi corazón se ablande ante todo lo que me ofreces, dame mucha fortaleza para que mi fe sea más fuerte que el problema o el dolor y que pase lo que pase yo siempre tenga algo en mí para continuar.

Con arrepiento en mi corazón, te pido perdón por las miserias que hay en mí. Ten compasión de mí, soy un pobre pecador, pero estoy dispuesto a seguir luchando por tu inmaculado corazón, a no lastimarte más con mis imprudencias, porque Tú te mereces mucho más de lo que te ofrecemos a diario mi Señor.

Pongo en tus manos llenas de misericordia, mi vida, la vida de los demás, todas mis dudas, algunos sentimientos de melancolía y mis ilusiones, todo lo pongo en Ti con la certeza de que en un nuevo amanecer se irá dando todo por añadidura. En Ti reposa mi alma Señor, buenas noches en nombre de Jesús, Amén.

Compártelo: