Oración de la noche para el 5 de Julio

Majestuoso Señor, el día ha terminado en un maravilloso atardecer y hoy ya con las largas horas de trabajo encima de mí, vengo a descansar en tu presencia y a decirte que me siento muy agradecido porque hasta ahora me mantienes con salud. Ahora solo quiero permanecer en Ti, tener un descanso muy pleno y con la conciencia en paz.

Hermoso Rey, gracias por cada instante que viví, por todos los instantes que puedo experimentar. Gracias porque en cada uno de ellos, he podido rescatar muchas enseñanzas, las cuales, me gustaría poder compartir con muchas personas en adelante. Gracias por los momentos que me hicieron sonreír y llenaron de alegría mi corazón. Por los que me rompieron el corazón y entristecieron mi alma, los cuales esta noche me hacen reflexionar y contemplarte un poco más allá del dolor.

No puedo estar tranquilo sin antes ponerme a tus pies para pedirte perdón. Por tu infinita misericordia perdona mis culpas bendito Padre, sé que he pecado contra Ti y mis hermanos, porque los lastimé en mi soberbia, indiferencia o en mi falta de paciencia. 

Muchas gracias, Señor de mi vida, porque dejaste que disfrutara de la compañía de mi familia y porque el día de hoy les brindaste salud. Gracias porque cada día me demuestran ser una de las motivaciones más grandes que tengo en la vida para alcanzar mis objetivos.

Feliz descanso, tus angustias y tristezas se disipan a la sombra del Todopoderoso.

Esta noche te pido, querido Dios, que me ayudes a poder permanecer junto a ellos. Que las alegrías nos enciendan el alma de tu Espíritu, y los momentos complicados nos enseñen a ser fuertes. 

Hoy quiero que esta noche puedas colocar en tus manos, todo lo que te comparto con sinceridad, todo lo que ha sucedido desde que salió el primer rayo de sol, hasta ahora, que ha caído la noche. 

Dame la certeza, Señor, de que mi oración llega hasta todos espacios del cielo. Aleja de mí, todos los pensamientos malos de mi mente y alivia toda la pesadez del cansancio de mi cuerpo. Deja que esta noche pueda entregar mi vida entre tus brazos y, puedas así, llenarme de gracia y buenos ánimos para empezar el día de mañana.

Derrama muchas bendiciones sobre mí y mis seres más queridos esta noche mi Dios, protege mi hogar, mis sueños, mis proyectos y llévate los miedos que me alejan de tu mirada, todo esto te lo pido en el Santo nombre de Jesús, nuestro Señor, Amén.

Deja un comentario

Don`t copy text!