Oración de la noche para el 4 de Julio

Padre celestial, una noche más ha llegado a mi vida y no quisiera irme a dormir sin antes estar en tu presencia para darte gracias por este día lleno de aprendizajes y manifestaciones de amor que me brindas. Gracias, porque pude disfrutar de este día, viviendo muchos momentos de alegría, en compañía de las personas que más quiero y que me apoyan.

Esta noche me has demostrado que no me dejas solo, gracias por haberme traído a casa con bien, sin estar expuesto a los peligros de la calle. Y ahora, desde el silencio de mi habitación y a tus santos pies, te pido que seas el dueño y señor de mi corazón. 

Las preocupaciones me han agotado mucho, a pesar de ello te doy las gracias por todo lo que haces en mí, porque no me abandonas y me apoyas dándome una mano amigable siempre. Gracias bendito Padre, por la fortaleza divina que le das a mi vida y por la esperanza de que mi futuro en tus manos, es el mejor pasaporte a la felicidad plena.

Hoy quiero hacerte una petición muy especial. Quisiera que veas por aquellas personas que están cegadas por la culpa, sumergidas en la depresión o en alguna enfermedad difícil de curar. Sé el médico que sane sus cuerpos y almas Señor.

Buenas noches, el Señor te consuela y te da cobijo entre sus brazos.

Gracias mi Señor, porque estuviste mirando cada paso que di en todas mis actividades de la jornada agotadora de hoy y cuidaste a mi familia también. Gracias, porque por medio de ellos puedo sentir tu presencia. Danos la capacidad de poder comprendernos antes de adelantar juicios para poder dar solución a todos los problemas y vivir siempre en armonía.

Bendito Padre, muchas gracias por la dicha que me das de poder compartir un día más con ellos, porque pese a todos los obstáculos, tratamos de ver el lado positivo para no romper los vínculos que nos mantienen unidos.

Que todo lo vivido siempre me dé razones para seguir luchando y seguir entregando todo mi amor en cada actividad que realice, sea grande o pequeña. Motiva mi corazón siempre mi Dios, para no caer fácilmente en la tentación. Aleja de esta habitación, todo pensamiento malintencionado que interrumpa mi descanso y te saque del mi centro de vida.

Ayúdame a alcanzar los deseos de mi corazón y si Tú lo quieres, mi buen Padre, concédeme un nuevo amanecer, donde pueda hacer las cosas cada vez más agradables para Ti y ser el mensajero de amor que el mundo necesita. Buenas noches querido Redentor, en nombre de Jesús, Amén.

48 comentarios en «Oración de la noche para el 4 de Julio»

  1. Buenas noches Padre de Bondad, antes de retirarme a descansar, me presento ante Tí y te doy gracias, por el día que termina, por todo lo que me has dado, me diste salud, una familia que me acompañó durante el día, pusiste alimentos en nuestra mesa, y los pudimos compartir en tu diño Nombre, gracias por tu amor, y tu misericordia.
    Te pido perdón por mis ocasiones de pecar, por las ofensas en contra de mi prójimo, por los errores cometidos una y otra vez bajo la promesa de no volverlo a hacer, por las veces que le fallo a mis hermanos, perdóname Señor. Dame un corazón limpio y lo más puro que merezca para tratar de imitarte.
    Bendice a mi familia, cuídala y protégela de todo mal, no permitas que daño alguno los alcance, que enemigo alguno se acerque a ellos, líbranos de esa plaga que está azotando al mundo, que ha cobrado tantas vidas en el mundo, líbranos Señor de esa terrible plaga de COVID-19, no permitas que siga causando tanto daño. .
    Regálanos una noche plena de paz, permítenos descansar y reponer fuerzas para así si es tu voluntad, mañana podamos disfrutar de un nuevo día, gozando de tu amor y tu infinita bondad, en el NOMBRE DE Tu Hijo Jesús. Amén. Amén

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!