Oración de la mañana para el 31 de Agosto

Oración de la mañana para el 31 de Agosto

Maestro de ternura y fe, hoy amanece un nuevo día para mí, tiene un significado muy especial: un día más para ser amado y amar. Gracias por este precioso regalo que me brindas tan temprano, porque cuidaste mucho mis sueños y no dejaste que nada me perturbe ni me canse más.

Gracias Señor, porque es otro regalo tan hermoso para mí, el poder tener a mi familia conmigo una vez más, poder apreciar el brillo de sus ojos al mirarme, escuchar sus buenos días y sentir sus abrazos que llenan de energía mi cuerpo y mi corazón. Enséñame a siempre poder honrarlos, valorarlos y respetarlos, pese a las diferencias que podamos tener.

Divino Padre, muchas gracia por ser tan detallista con este pequeño pecador, porque al sembrar amor en mí, haces que mis frutos puedan ser compartidos con los demás en el amor. Gracias por acompañar mis momentos de oscura e inexplicable soledad, por no juzgarme y siempre recibirme con los brazos abiertos llenos de amor.

Ahora te pido que ilumines este camino que estoy por emprender, que tu santa Palabra sea perenne en mi vida y no una ave de paso. Guíame Señor, por el sendero con mucha rectitud, no dejes que tropiece ni tambalee, para no buscarte afuera, sino muy dentro de mí y así poder suspirar amor y gracia por todo lo que me brindas.

De rodillas ante Ti, te doy gracias por librarme de los momentos de invierno, porque ahora el arrullo de las aves a vuelto a mi, devolviéndome la primavera para hacer florecer mi vida nuevamente. Hoy quiero escuchar tu dulce voz y elevar mis brazos en símbolo de alabanza mi Señor, porque consuelas mi corazón cuando se siente quebrantado por el dolor. 

Oh mi Señor, a Ti sea toda mi alabanza, que los cánticos de victoria tengan tu nombre, mi Dios.

Hoy te pido que me hagas todo nuevo con tus manos, llévate todo lo que me aflige, pues no podría continuar si Tú no estás aquí y me sentiría morir. Ven Padre, hoy te llamo con el corazón necesitado y sediento de Ti, para que me acompañes en todo lo que la vida tiene preparado para mí.

Hoy te pido que tomes todos mis planes y este día por completo, para que sea enteramente tuyo. Gracias por todas las cosas maravillosas que colocas en mi vida, pues cada detalle es un milagro vivo para mí, que enciende cada parte de mi vida.

No dejes que la rutina me aburra y me haga desistir de tu amor Señor, mantén fuerte mis esperanzas, no dejes que el maligno tome el control de mis pensamientos y me haga lastimarte. 

Todo esto te lo entrego, lo llevo hasta tu altar con mucho amor. Toma mis anhelos y mis temores para que sean convertido en coraje para emprender este día con mucha fe. Siento en mi corazón que hoy será un día muy provechoso en el nombre de Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!