Oración de la mañana para el 30 de Agosto

Oración de la mañana para el 30 de Agosto

Señor, Rey de mi vida, un amanecer lleno de luz, ilumina mi rostro y pone a disposición tuya mi corazón para conversar un poco contigo. Siento mucha alegría al poder observar a detalle las maravillas de tu creación, es como una bienvenida que me das a este nuevo milagro de amor, gracias Señor porque eres un Padre muy atento con tus hijos.

Gracias misericordioso Dios, porque he podido despertar muy cerca del amor de mi familia una vez más, porque desde las primeras horas de este día, enriqueces mi existir con tu ternura y tu amor que es incomparable ante todo lo que pueda existir, haces más fuerte esta unión y más íntimo este encuentro.

Quiero poder meditar bien todo lo que me estas brindando Señor, gracias por ser el amigo de toda la vida, el que nunca falla ni se equivoca, todo ello me motiva a poder empezar esta jornada con una mirada más positiva para poder alcanzar todo lo que hoy tengo en mente, sé que con tu ayuda lo podré lograr.

Ayúdame eterno Padre, a poder aprovechar con sabiduría todo lo que me concedes, a saber valorar todas las bendiciones que colocas frente a mí y que así puedas darme la rectitud para tomar buenas decisiones ante las adversidades que la vida me presente el día de hoy.

En esta mañana, te pido que puedas alejar todo lo que quiera dañar mi integridad, no permitas que el mundo que Tú creaste con amor, sea destruido por las asechanzas del maligno, por la normalidad del pecado. Derrama toda tu gracia sobre todas las personas que lo habiten, para que no caigan y no se les haga ajeno a sus vidas y así pueda unirse a mejorar las cosas terribles que a diario pasan.

Oh mi Señor, por tu sangre, mis pecados son lavados y perdonados.

Padre y Señor mío, aumenta mi fe por favor, para creer ciegamente en Ti y no dejarme tambalear por las situaciones complejas y así darme por completo a Ti y otorgarte el primer lugar de todo lo que existe. 

Señor, muchas gracias por tu fidelidad, porque me impulsas a tomar buenas direcciones para mi trabajo, porque todo lo que proviene de tu mano es bendito y beneficioso. 

Bendito seas por siempre Señor, porque un día no puede empezar sin exaltar la grandeza de tu Nombre, sin ser gratos de corazón. Eres el Rey de mi vida y te pido que siempre gobiernes en la vida de todos tus hijos. A Ti el honor y la gloria por siempre mi bello Señor, no hay nadie como Tú.

Quédate a mi lado para poner en marcha esta nueva aventura que me regalas. Quiero agradarte con todas mis acciones, voy a esmerarme y aprovechar minuto a minuto el día que nuevamente me regalas, en nombre de Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!