Oración de la mañana para el 15 de Octubre

Dios Todopoderoso, me despierto en un nuevo día totalmente agradecido porque me has cuidado durante el transcurso de la noche, porque me has permitido restaurar mis fuerzas y hoy me regalas una hermosa mañana para ponerme en pie y seguir adelante con mis planes y proyectos. En estos momentos me dispongo ante Ti con un corazón lleno de gozo y alabanza para tu santo nombre, Dios de mi vida.

Yo tengo la certeza de que eres Tú quien toma todos mis asuntos en sus poderosas manos; en Ti me siento seguro pues Tú eres mi esperanza, mi camino y la fortaleza que necesito día con día para hacerle frente a la batalla. Hoy quiero colocar en Ti, Padre amoroso, todos mis planes, metas y proyectos, para que seas Tú quien venga a bendecirlos, porque solo Tú sabes lo que es bueno y mejor para mí.

Conduce mis pasos por sendas de prosperidad, dándome salud y amor en todos los aspectos de mi vida. Por favor, Señor de mi corazón, toma también a mi familia y a cada una de las personas que la conforman. Mira Tú sus corazones y dales todo lo que necesitan. Enjuga sus lágrimas y sana sus heridas, restaura su salud y confórtalos en los momentos de desesperación.

No permitas que hayan divisiones entre nosotros, Tú sabes que el enemigo es astuto y trabaja silenciosamente, es por ello que en esta mañana te pido que mandes la presencia de tu Espíritu Santo Paráclito sobre nosotros a derramar tu gracia y tu amor como un torrente de agua cristalina. Cubre mi hogar y mi familia con tu manto protector y sé nuestra luz, nuestra guía en todo tiempo.

Que este nuevo día sea de provecho para mí, precioso Señor, que nada ni nadie pueda perturbarme con malas ideas, con tentaciones y con cosas que no vienen de Ti. Dame paciencia para saber lidiar con los problemas y con aquellas personas que quizá me hacen perderla, cierra mis oídos a los chismes y comentarios malintencionados, revísteme de humildad y ayúdame a actuar guiado por la justicia y equidad.

Oración de la mañana para el 15 de Octubre
Señor, no sueltes mi mano, porque contigo a mi lado, nada he de temer.

En este día, Dios de amor, yo coloco en tus manos todas mis preocupaciones, mis problemas, aquellas angustias que oprimen mi pecho y que quizá me quitan el sueño por las noches. Yo confío en tu sabiduría, en tu benevolencia y estoy convencido de que tu amor será quien me acompañe durante el transcurso de este prometedor día.

Y si por algún motivo, mi Dios, la tristeza y el desconsuelo llegaran a apoderarse de mi vida hoy, por favor, ayúdame a salir adelante, abrázame con amor y reconforta mi corazón. Pon a las personas adecuadas en mi camino y de una u otra forma ayúdame a comprender que en el caminar de la vida siempre hay altos y bajos, pero finalmente, todos los que creemos y confiamos en tus designios, saldremos airosos ante la desesperanza.

Quédate a mi lado en este día que has creado, Señor amado, y no permitas que desvíe mis pasos. Ayúdame a ser un instrumento de tu amor, a poder ayudar al que más lo necesita y a imponerme ante las injusticias de las que pueda ser testigo. Abrázame a tu corazón e infúndeme de fortaleza, pues yo solo no soy nada, mi Dios hermoso.

Tú eres mi fuerza, Señor mío, Tú eres mi estandarte, aquel que va delante de mí protegiéndome y salvaguardándome del maligno. Gracias, mi Dios, porque me permites caminar en tu presencia y seguir confiado, en el nombre de Jesús, Amén.

197 comentarios en «Oración de la mañana para el 15 de Octubre»

  1. Amén y Amén gracias padre amado por todas tus bendiciones te pido mi Señor que no sueltes mi mano ni la de mis hijos por que contigo a nuestro lado nada podrá asernos daño y cúbrenos con tu manto sagrado para que seamos invisibles para el enemigo, gracias mi Señor

  2. Buenos días, Amadisimo Señor, Dios y señor mío, a Ti toda Gloria y Alabanza, pues tu grandeza es infinita, divino Señor, hoy me pongo en tu presencia y te digo, Gracias Señor por este nuevo día, gracias por todo lo que nos permites gozar,tenemos casa, vestido y sustento, gracias por los sagrados alimentos que pones en nuestra mesa y que compartimos en tu divino nombre, pero sobre todo, gracias por tu inmenso amor y tu infinita misericordia, por tu compañía y protección, que nunca nos falta.
    Te pido perdón Señor, por los errores y ofensas a mis hermanos que pueda cometer este día, perdón, por los momentos de indiferencia, perdón por mi indiferencia, por mi ignorancia e insensibilidad hacia los necesitados, dame Señor un corazón piadoso, y aclara siempre mi mente y mantenla alerta para que no me olvide de tus divinos mandamientos.
    Derrama tus bendiciones sobre mis seres queridos, no permitas que daño alguno o peligro los amenace, no los dejes caer en tentación y aumenta su fe y su misericordia, también te pido tus bendiciones para mis amigos, mi comunidad, y nuestros sacerdotes, cuídalos y protégelos Señor.
    Dale salud a los enfermos, compañía y a los ancianos y protección a los niños, fortalece a todos los que luchan por sus familias, y especialmente te pido por todos los que en este momento están sufriendo por alguna pérdida o una enfermedad, por aquí ellos que no escuchan tu palabra, por que no te conocen, o cambiaron el rumbo y se salieron del camino correcto.
    Señor, hoy no quiero pedirte, pues eso lo dejo a tu amor y tu misericordia hoy sólo te doy gracias por todo lo que me das, por todo lo qué haces por mi, gracias Señor, gracias por tus bendiciones, y por tu consuelo, ayuda y protección recibida en el nombre de tu Amado Hijo Jesucristo. Amén.

  3. Buenos días, Amadisimo Señor, Dios y señor mío, a Ti toda Gloria y Alabanza, pues tu grandeza es infinita, divino Señor, hoy me pongo en tu presencia y te digo, Gracias Señor por este nuevo día, gracias por todo lo que nos permites gozar,tenemos casa, vestido y sustento, gracias por los sagrados alimentos que pones en nuestra mesa y que compartimos en tu divino nombre, pero sobre todo, gracias por tu inmenso amor y tu infinita misericordia, por tu compañía y protección, que nunca nos falta.
    Te pido perdón Señor, por los errores y ofensas a mis hermanos que pueda cometer este día, perdón, por los momentos de indiferencia, perdón por mi indiferencia, por mi ignorancia e insensibilidad hacia los necesitados, dame Señor un corazón piadoso, y aclara siempre mi mente y mantenla alerta para que no me olvide de tus divinos mandamientos.
    Derrama tus bendiciones sobre mis seres queridos, no permitas que daño alguno o peligro los amenace, no los dejes caer en tentación y aumenta su fe y su misericordia, también te pido tus bendiciones para mis amigos, mi comunidad, y nuestros sacerdotes, cuídalos y protégelos Señor.
    Dale salud a los enfermos, compañía y a los ancianos y protección a los niños, fortalece a todos los que luchan por sus familias, y especialmente te pido por todos los que en este momento están sufriendo por alguna pérdida o una enfermedad, por aquí ellos que no escuchan tu palabra, por que no te conocen, o cambiaron el rumbo y se salieron del camino correcto.
    Señor, hoy no quiero pedirte, pues eso lo dejo a tu amor y tu misericordia hoy sólo te doy gracias por todo lo que me das, por todo lo qué haces por mi, gracias Señor, gracias por tus bendiciones, y por tu consuelo, ayuda y protección recibida en el nombre de tu Amado Hijo Jesucristo.
    Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!