Oración de la mañana para el 14 de Septiembre

Señor misericordioso, tan grande es tu bondad y tu amor hacia mí, que hoy una vez más me das la oportunidad de abrir mis ojos en un nuevo día y disfrutar de tu creación. Gracias Señor por la vida que me regalas y gracias, porque me das el honor de poder llamarme hijo tuyo.

Dios mío, yo no sé lo que Tú tienes preparado en este día para mí, yo no conozco tus planes, mi Señor, pero sé que el solo hecho de estar vivo tiene un propósito, es por ello que en este día me encomiendo en tus manos y te entrego mi vida por completo; mi salud, mi familia, mis amigos, mi trabajo, cada parte de mi vida y cada uno de mis entornos, yo te lo entrego Padre bueno, para que se haga tu voluntad y no la mía.

Hoy quiero vivir este día a plenitud, pues cada día que me regalas comprendo que tiene una razón de ser, es por ello que hoy quiero vivir con gozo y alegría cada segundo de este día. Ayúdame a dar lo mejor de mí en todas las actividades que realice y a actuar conforme a tu Palabra, mi Señor.

Que cada una de mis acciones y mis pensamientos sean hechos bajo tu voluntad, mi glorioso Señor, pues quiero agradarte, quiero ser una ofrenda viva con mi actitud, por eso te pido que me ayudes a ser paciente con mi prójimo, con mi familia y con cada una de las personas que me rodean, Señor amado.

Pongo este nuevo día en tus manos, Dios bendito; cúbreme con tu Preciosísima Sangre a mí y a los míos, para que seamos protegidos por tu amor y sepamos conducirnos por el camino de la rectitud y el buen obrar. Aleja de nosotros el mal y cuídanos ante cualquier situación de peligro. Sé Tú mi refugio en tiempo de angustia y mi escudo en tiempo de lucha, Padre bueno.

Oración para el viernes 14 de Septiembre
Amado Dios, te entrego mi corazón, mis metas, mis propósitos y anhelos, para que Tú los pongas en marcha, Señor.

Solo Tú eres el único que conoce mi destino, es por ello que lo dejo todo en tus manos, pues sé que Tú desde ya estás actuando y guiando mis pasos. Llévame por caminos seguros, caminos de fe y esperanza, pues estoy convencido de que estando a tu lado, todo puede ser posible, mi Dios.

Toma esos anhelos de mi corazón. Tú conoces mis metas y mis sueños, por ello te pido en este día que me ayudes a hacerlos una realidad. Dame la fuerza que necesito para poder trabajar como si todo dependiera de mí y la paciencia necesaria para confiar en Ti, porque tuya es la última palabra, mi Dios.

Lléname de tu bendito Espíritu Santo y derrama sobre mí todos los dones y carismas que necesito para poder salir adelante conforme a tu voluntad. Dame discernimiento para poder distinguir lo bueno de lo malo, sabiduría para poder tomar las mejores decisiones y optimismo para esperar siempre los mejores resultados de todo lo que realice en tu santo nombre, Señor amado.

Este día lo viviré con fe y alegría, pues donde estás Tú no hace falta nada. Gracias por escucharme, Señor incomparable, gracias por recibir con tanto amor esta oración que elevo al cielo por tu infinita misericordia. Mantente a mi lado, mi buen Dios, porque si Tú estás conmigo, nada he de temer, Amén.

66 comentarios en «Oración de la mañana para el 14 de Septiembre»

  1. Buenos días, Amado Señor, Dios mío, esta maña despierto, y mi corazón se llena de gozo al sentir que estoy viva, gracias Señor por este grandioso milagro, la vida, mi vida y la de mis seres queridos, gracias Padre Bendito, por haber cuidado de nosotros, por amarnos y por todo lo que recibimos de ti, gracias, por la casa el vestido, el sustento, por la salud y los alimentos sobre nuestra mesa, que compartimos en tu Santo Nombre.
    Te pido que antes de empezar mi día me perdones de todos mis pecados por empezar en paz, y reconciliada contigo, perdón por mis errores cometidos y los que pueda cometer este día, perdón por ofenderte y ofender a mi prójimo.Bendice, protege y cuida de mis seres queridos, acompáñalos y mantenlos cerca de Tí en cada paso que den, aléjalos del enemigo maligno, no los dejes caer en tentación y líbralos de todo mal. También te pido por mis amigos, mi comunidad, nuestros sacerdotes, por los enfermos, los ancianos, los niños, los padres y madres solos, los desempleados y por todos los que estén sufriendo y necesitando de tu paz y tu misericordia,.
    Señor, dame paciencia, tolerancia, fuerza, fortaleza, sabiduría y mucho amor para cumplir con las tareas que me has encomendado, para servirte, amarte y alabarte y poder llevar a cabo la misión que me has encomendado, dame tiempo y salud para ver realizados mis anhelos tu los conoces Amado Padre, todo esto te lo pido en el poderoso nombre de Jesús elevando mis suplicas a tu altar. Amen:

    Responder

Deja un comentario

Don`t copy text!