Oración de la mañana para el 7 de Mayo

Señor mío, me siento muy bendecido con este espléndido amanecer que pintas frente a mis ojos, siempre he considerado que eres el mejor de los artistas, todo lo haces perfecto, porque todo lo haces con amor. Gracias por amarme así, mi Señor.

Gracias Dios de amor, por este día que me regalas  lleno de color, de vitalidad desde las aves que se escuchan fuera de mi ventana, hasta el caminar apresurado de la gente. Quiero disfrutar cada momento sin perderme de nada, sin dejar la oportunidad de ser grato y amoroso contigo. Te pido que aumentes mi fe Señor, para darte el primer lugar en todo.

Coloco en tus manos esta mañana, para que seas Tú quien guíe cada paso de mi caminar y andar por tu sendero de santidad, y por si alguna vez caigo o tropiece, pueda ver tu rostro Señor, para obtener fuerza para levantarme en fe y continuar.

Padre celestial, gracias quiero darte por darme un trabajo que dignifica mi ser y hace que pueda llevar un pan a mi mesa un día más, porque gracias a ellos mi familia se sostiene, gracias por los estudios que me regalan que me ayudan a prepararme para enfrentar la realidad, gracias por este hogar acogedor, por los alimentos que con dedicación son colocados para poderlos compartir con los míos.

Gracias mi Dios, porque no me desamparas, ni me haces creer que me quieres por ratos, por colocar abundancia en mi hogar con tu dignidad, con principios, gracias porque tengo todo lo que necesito y que Tú sabes me hace feliz en compañía de mi familia y amigos más queridos. Bendito seas Señor, porque cada día me haces más consciente de tu amor en la oración y perseverancia.

Señor mío, Te siento cerca a cada momento, te has convertido en mi necesidad.

Concédeme la salud para poder hacer con tranquilidad todas las cosas que tengo en planes, el valor y la firmeza al tomar decisiones asertivas para mí y los demás. Que tu Espíritu Santo me llene de tu presencia, para encontrar la felicidad en lo sencillo.

Dame un corazón nuevo, así como el Tuyo Dios mío, que pueda amar sin medidas y esperar en fe, un corazón hermoso para poder servirte y servir a los demás, para no mirar con prejuicio o envidia.

Mi Señor, quiero hacer una humilde petición esta mañana, pido por todas las personas que han amanecido confundidas o desanimadas, por aquellos que tiene una enfermedad o afrontan un problema de violencia en su hogar, para que no se dejen llevar por la desesperación y busquen refugio en Ti para que su paz sea devuelta.

Me siento seguro de que tu gracia me bastará para poder lograr todo lo que me proponga. Pongo bajo tus pies mi vida entera, como una ofrenda de este pequeño hijo que te quiere mucho y que espera en Ti, en compañía de mi fiel amigo Jesucristo, tu Hijo, Amén.

Deja un comentario

Don`t copy text!