Oración de la mañana para el 3 de Junio

Dios y rey del universo, tengo la gracia de un día más de vida y en tu presencia, dispongo mi oración. Mis ojos se han dirigido hacia el cielo,  para poder apreciar el primer regalo de amor que me brindas a través de tu maravillosa creación.  

Gracias Señor, por hacer vigilado mis sueños de las pesadillas o los malos pensamientos, por evitar que el mal interrumpa mi descanso. Gracias por no abandonarme y envolverme en tu misericordia cuando clamo tu nombre. 

Quiero empezar este día renovado, y por eso te pido perdón Señor, por todas las faltas que he cometido contra Ti y mis hermanos; porque mi alma muchas veces es débil ante las pruebas, caigo en el egoísmo y autosuficiencia. 

Muchas gracias Señor, por la dicha de tener un hogar compuesto por personas que me aman de forma incondicional; porque en la mirada de mi padre, de mi madre, esposa o esposo, hermanos o hijos; siento tu amor desmesurado. Gracias porque tengo la bendición de tener un alimento en mi mesa, porque estudio o trabajo honradamente, porque me das un techo para llegar sano y salvo después de cada jornada.

Te pido mucho por este nuevo despertar de mi familia, para que cuides sus vidas, quizás de las enfermedades que algunos puedan estar pasando o algún problema en el hogar, ayúdalos a no desanimarse por más dura que se ponga alguna situación, sé la roca que ellos necesitan para que puedan fortalecer su fe y caminar con pasos firmes sobre tus sendas.

Dios precioso, eres la luz y la salvación para mi vida. Pongo mi confianza plena en Ti.

Nada mejor que darte gloria en todo momento Padre bueno, porque ves por el bienestar de cada uno de tus hijos sin importar sus pecados ¡Gloria a Ti mi Señor! Gracias por estar a mi lado de principio hasta el  fin del día, por no dejarme solo en mis peores momentos, a Ti toda la honra por siempre.

Enséñame a preservar en Ti mi Dios, dame muchas señales y herramientas de las cuales, yo por pueda buscarte y estar más cerca de Ti. Que, aunque mi mundo esté hecho trizas, no deje de elevar mi mirada al cielo para alabarte en el quebranto, para que no me olvide de orar cuando las cosas me vayan muy bien, no quiero ser un hijo ingrato Señor. 

Hoy amanecí con muchos planes y retos para seguir formando mi plan de vida. No permitas que el enemigo me robe los anhelos que quiero cumplir, ni la sonrisa esperanzada en que todo estará bien, si es que pongo todo lo que tengo en tus manos bendito Padre. 

Te encargo mi día, enlazado a la de mis seres queridos. Que tu amor prevalezca en toda sonrisa, en todo sacrificio o dolor que tengamos que pasar sin perder la esperanza en las personas, ni mucho menos en Ti. Acompáñame Señor, hay mucho por hacer, por pedir y por amar, en el nombre de Jesús, Amén.

48 comentarios en «Oración de la mañana para el 3 de Junio»

  1. Buenos dias, Padre Misericordioso, esta mañana, me pongo en tu presencia, para darte gracias por el regalo tan grande de vida que me has dado, me has despertado, me has cuidado, me calmas en mis momentos de desesperación, me das salud, me das la compañia de mis seres queridos, gracias Padre, por los alimentos que pones en nuestra mesa y nos permites compartir, Señor gracias por tu amor y tu misericordia, que no nos falta.
    Perdona mis ofensas, mis errores, mis fallas, mis promesas incumplidas, Señor, yo se que cometo muchos errores,que no son agradables a tus ojos, Señor perdóname, no los tomes en cuenta, y ayúdame a enmendarlos, y guíame para no seguir haciendolo.
    Bendice mi familia, mis amigos, mis vecinos, mis hermanos en la fé y nuestros sacerdotes, no permitas Amado Padre, que ningun mal se acerque a ellos defiéndelos del enemigo o del lo represente un peligro para ellos, tambien te pido Amado Dios, salud, compañia, consuelo, proteccion y fortaleza, para los enfermos, los ancianos, los niños, y las mujeres solas, especialmente te pido Señor, por todos los mas necesitados de tu divina misericordia, por aquellos que no creen en tí, por los que se han alejado por su impaciencia, por su falta de fé, perdónalos Señor,
    Divino Padre Bondadoso, tu conoces mis aflicciones, mis penas, mis tristezas, mis alegrías, mis anhelos y todas mis preocupaciones las pongo en tu presencia con la seguridad de que escuchas mi suplica y me ayudarás a salir victoriosa, en el nombre de Jesús, tu hijo amado. Amén.

Deja un comentario

Recibe cada día el poder de la oración

Don`t copy text!