Oración para librarme de las injusticias

Padre Celestial, hoy me dirijo hacia Ti en busca de tu infinita sabiduría. Ante Ti solamente que dispones de todas las llaves del mundo, te entrego este mi ruego en señal de devoción y fe. Oh, Padre amado, bendito seas por escucharme.

Son muchas los hacedores del mal que desconocen tu Ley divina e intentan el desequilibrio, desconocer tu justicia que es equitativa y piadosa. Yo te imploro por la liberación de sus almas y de la mía, porque se cumplan tus designios que se conciben y vuelven a un lugar más allá de esta tierra.

Señor, en este mundo son comunes la tiranía, los atropellos, los privilegios que oprimen siempre a los más débiles y hablo por tantos cuando digo que nos invade el miedo de que nuestras metas se desmoronen muy a pesar de contener bondad y de perseguir tu gracia.

Oración para librarme de las injusticias
Señor mío, protégeme de la maldad del mundo. De las injusticias y de los malos manejos. Ayúdame a resistir y a saber sobrellevar esos momentos.

Señor, todopoderoso, no permitas que triunfe lo incorrecto. Porque nuestra carne es un recipiente frágil, Padre, y el temor nos promueve a los malos pensamientos, a los conflictos. A un mundo de donde sea desterrada la verdad y se eleven los falsos poderes. Líbranos, Señor.

Líbrame de todos aquellos que intentan abusar de mí, de todos lo que alguna vez intentaron discriminarme y ofenderme. Cuídame de ellos que en mí hallaron burla e intentaron desmoronar mi fe y fortaleza. Impide que los malos comentarios encuentren oídos. Protege mis causas, porque sólo Tú conoces de mis ideales, mejor, incluso, que yo mismo. Resguarda el equilibrio, no permitas la desigualdad.

No permitas que la injusticia quite el alimento de mis hermanos con menores oportunidades, que la desgracia arruine la mente de los justos, vela por aquellos que sufren de injurias y que se sienten abandonados; y vela Padre mío, Padre de la misericordia, vela por aquellos que promueven la injusticia porque su sufrimiento y zozobra deben ser aún mayores. Permíteles tu gracia, no los abandones.

Oración para librarme de las injusticias
Hazme justicia, oh Dios, y defiende mi causa contra una nación impía; líbrame del hombre engañoso e injusto.

Soy consciente de que he cometido actos de cobardía y he orientado mis decisiones hacia satisfacciones personales, y he podido presenciar lo oscuro de la vida cuando no poseo de tu gracia. Padre, Amado, te pido disculpas. Pido perdón a todos los que he ofendido. Edúcame como creas conveniente, te entrego mi corazón y mis pasos. Me encuentro en arrepentimiento.

Por ello te agradezco porque incluso equivocándome has permanecido a mi lado y conducido por este camino de arrepentimiento. Gracias, Padre misericordioso por concederme tu gracia que juro honrar.

Padre de la luz, benditos sean tus designios. Alabado sea tu nombre del cual huye toda oscuridad. Gloria a Ti, Señor mi Dios.

Oración para librarme de las injusticias
Padre bendito, que los momentos de injusticia puedan pasar sobre mí sin causarme malestar. Pongo todo en tus manos.

Protégeme de toda mentira y deshonor, conduce mi destino hacia el correcto camino de Tu gracia, Señor. No permitas que yo cometa cualquier acto de injusticia y libera también a los que los cometen. Escucha, éste mi ruego, que aquí reitero.

Gracia por escucharme y proteger este tiempo en el que con mi oración te invoco y suplico. Gracias por no cerrarme tus puertas, Oh, Señor piadoso. Protege siempre el momento en que los pecadores intentamos acercarnos a Ti.

Elevo estas palabras para que tu bondad nos recoja y nos lleve hasta Tu piedad, permítenos ser testimonio de tu consuelo. Te lo pido en el nombre de Jesucristo, nuestro Señor y salvador, el único que puede llevar este mensaje hasta Ti. Amén.

11 comentarios en «Oración para librarme de las injusticias»

  1. Mientras se tapa, ¡no se puede ver la verdad! Mientras se tapa de una manera u otra. Se puede decir lo que se quiera sobre el atribuirse la ÉTICA, pero primero empiecen no vetando lo que piensa «el otro». Claro, la ÉTICA siempre guarda una RELACIÓN-DEPENDENCIA DIRECTA con la verdad racional. Es decir, solo existe la ética en alguien si ya ése alguien ha tomado todas las medidas posibles para NO TAPAR LA VERDAD RACIONAL. Más claro, solo existe la ética en tal o cual sociedad si tal sociedad concreta ha tomado todas las medidas posibles para no tapar al que demuestra razón o para NO TAPAR LA VERDAD RACIONAL. Pero, piensen: cuando la sociedad era totalmente esclavista, todos tenían como primera misión el decir que ERAN BUENOS y que tenían la ética perfecta (y ayudándoles para tal misión todas las infraestructuras sociales, todos los poderes, todas las grandes presiones, todas las maquinarias de manipulación-tortura o todas las capacidades reales de vetar); sí, asimismo en cualquier irracionalidad parecida de la sociedad de ahora van a seguir diciendo que SON BUENOS…. mientras que objetivamente también, a la vez, hacen agonizar al que sí de verdad aporta razón o equilibrios y conciencia y esfuerzos de tal error. O sea, dicen que son BUENOS sincronizado esto con un matar al bien al mismo tiempo. Y a Jesucristo, tras crucificarlo todos, se rieron encima. José Repiso Moyano

    Responder

Deja un comentario

Don`t copy text!