Oración por las buenas amistades

Oración por las buenas amistades

Dios mío, quiero regocijarme en Ti, saber que eres el padre de amor que me cuida y siempre está pendiente de mí, Señor. Porque yo soy parte de tu hermosa creación y el cariño que sientes por todos tus hijos es inmenso e incondicional.

Me postro frente a Ti con la humildad en el corazón, sabiendo que intento mejorar como persona cada día, Padre amado. Y quiero que mi espíritu logre alcanzar la hermosa promesa de tu reino celestial donde no existe más que felicidad y juventud.

Señor, el mundo está lleno de personas en general que puede mostrarnos sus verdaderos sentimientos como también pueden engañarnos. Yo temo, Dios mío, que mi amistad se la confíe a las personas equivocadas y luego esto pueda causarme algún daño.

Oración para conservar buenas amistades
Señor, gracias por darme personas que pueden aconsejarme y guiarme por buenos caminos, gracias por su lealtad y respeto.

Ha sucedido ya, mi Dios, que la traición o la calumnia ha llegado a mi vida a través de ciertos hombres y mujeres que decían llamarse mis amigos y resultaron sólo deseando el mal para mí, amado Padre. No quisiera volver a pasar por lo mismo, pues es muy doloroso.

Por eso te pido, mi Señor todopoderoso, que me permitas conservar a mis buenas amistades, a aquellos amigos que, así como yo, desean únicamente mi bienestar y harían todo lo posible porque me vaya bien en la vida. Eso quiero también para mí, amado Dios.

Y para el mundo en su totalidad, santísimo Señor, que haya siempre paz entre los que convivimos en este planeta tan hermoso que nos has regalado. Que la sinceridad esté presente en el corazón de todos mis hermanos y hermanas alrededor para que traten con cortesía y bondad a todas sus amistades y mejorar de esa forma sus relaciones, con voluntad.

Oración para conservar buenas amistades
Sobre todo, sed fervientes en vuestro amor los unos por los otros, pues el amor cubre multitud de pecados.

Reconozco, mi Padre, los numerosos pecados que he cometido, pero te pido que no mires mis faltas sino la esperanza que guardo de obtener tu perdón y empezar a corregir mis equivocaciones, pues nada deseo más que enmendar mis errores y hacer el bien.

Te doy gracias, mi Señor, por las bendiciones entregadas a mi vida, porque aquí en este mundo me puedo considerar una persona muy satisfecha con lo que tiene y todo se debe a Ti, mi Padre celestial y solamente a Ti.

Por eso te alabo siempre, Altísimo. En todo momento y en todo lugar estoy glorificando tu nombre, dando testimonio de tu inmenso poder por las hermosas cosas que has logrado conmigo. Me enorgullezco de poder llamarte mi Padre y me regocijo al saber que me amas.

Oración para conservar buenas amistades
Bendito Padre, hoy te doy gracias por mis amigos, por esos buenos amigos que, en la dificultad, son mis hermanos.

Permite que pueda conservar las buenas amistades que ahora tengo, mi Señor. Y si más personas llegaran a mi vida, que sus intenciones para conmigo sean las mejores y siempre se muestren transparentes y bondadosas conmigo, Dios Padre.

Te agradezco por este espacio de diálogo, este momento de oración que me has regalado y por el cual yo siento mucha paz y tranquilidad en mi interior. Como Tú nadie existe, mi Dios. Tú conoces lo que mi corazón tiene guardado desde el inicio de mi vida.

Y así, por tu Santa Gracia, puedes comprender lo que me pasa y dar solución a mis agobios, a mis penas. Te pido que oigas mis palabras, te lo pido en nombre de tu Amadísimo Hijo nuestro Señor Jesucristo, pues Él es el único camino que lleva hasta Ti. Te bendigo, Dios mío. Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!