Oración de la noche para el 31 de Octubre

Padre Dios, una vez más la noche ha llegado y Tú te mantienes fiel a mi lado, como ese amigo incondicional que eres, Señor. Esta noche vengo ante tu presencia para darte las gracias por el día que me tocó vivir. Porque siempre estuviste guiando mis pasos, bendiciendo mis acciones y alejando de mí todas las maldiciones del enemigo.

Antes de todo, tengo que pedir tu perdón. Este día ha sido de mucha enseñanza, he cometido errores que me servirán de experiencia para ya no cometerlos. Sin embargo, no puedo dejar de pedirte perdón, Señor mío, porque no supe actuar con sabiduría, porque devolví la ofensa a mi hermano, porque no me mantuve firme en las decisiones que tome, porque me sentí autosuficiente, no entendiendo que la vida es una carrera de relevos, y permití que la soberbia se apodere de mí.

Padre misericordioso, concédeme la gracia de tu perdón. Sé que a pesar de mis faltas y de mis errores, Tú siempre me amas y me perdonarás. Tú conoces mis debilidades, conoces mis vanidades y mis fallas, te pido en esta noche que no las tomes en consideración y me limpies de las manchas que conseguí en el día, Señor misericordioso.

Gracias te doy, Oh mi buen Dios, por mi familia, por las personas que más quiero. Siempre bríndales tu protección, tu fortaleza, tu amor y tu unción en cada una de sus actividades. Gracias porque los acompañas en su jornada, porque siempre estás con ellos haciéndoles saber que no los desamparas incluso, cuando llega la noche.

Oración de la noche para el 31 de Octubre del 2018
Buenas Noches. La preocupación y la ansiedad pueden mantenerte despierto toda la noche, pero la fe es una almohada poderosa. ¡Descansa confiado en el Señor!

Te agradezco, Dios bendito, por el techo que me brindas a mí y a mi familia, porque tenemos un lugar donde regresar para descansar, porque tenemos en la mesa el alimento para reponer nuestras energías, porque no hay espacio para pensar que nuestra vida puede ser vida si Tú no estás en ella. Gracias por tu infinita bondad y misericordia con nosotros, mi Señor adorado.

Ahora voy a descansar, teniendo la certeza plena de que Tú me proteges mientras duermo Señor. Te pido que me regales un sueño hermoso que despeje mi mente. Llévate todas las preocupaciones que puedan haberse originado hoy y dame la confianza de que todas mis angustias se solucionarán si estoy de tu mano.

Gracias nuevamente por el día precioso que me diste, Padre de bonanza, el mismo que va llegando a su fin. Que la oscuridad de la noche sea una transición hacia un hermoso día lleno de nuevos retos, experiencias y sobre todo, lleno de tu presencia, Padre justo e incomparable. Que se haga lo que mande tu voluntad, mi Señor, pues estoy seguro de que tus pensamientos son mejores que los míos y tus planes, son los correctos.

Dios mío, te doy gracias porque confío en que mi oración es escuchada, porque tengo la fe y la confianza en que me regalarás un día más para seguir adelante con mis metas y mis sueños. Quédate en mi casa, con mi familia y con todas las personas que creen en Ti, mi dulce y maravilloso Señor. Ayúdanos a descansar y si es tu voluntad, permítenos ver la luz de un nuevo amanecer, en el nombre de Jesús, Amén.

Deja un comentario

Don`t copy text!