Oración de la noche para el 7 de Julio

Señor de mi corazón, el sol se ha despedido y has encendido ya, la luz de las estrellas para poner a disposición tuya mi vida con esta oración. Me siento afortunado de poder culminar este día a tu lado, pero también, me siento muy agotado amado Padre, pero satisfecho por contar con tu presencia. 

Gracias por los buenos momentos que me has permitido vivir, esas experiencias únicas que comparto en nuevos lugares con personas que me quieren, donde puedo ver tu rostro en el de ellos, recordándome lo importante que soy para Ti y lo feliz que me puedes hacer si me mantengo en tus sendas sin desviarme.

También es importante agradecerte por las experiencias malas que pude vivir, esos momentos de incertidumbre, de preocupación, de dolor o de vacío que lastiman mi frágil corazón y lo van llenando de tristeza. Ayúdame a poder entender el trasfondo de esas situaciones, la bendición inmensa que hay detrás de ellas.

Y si se me es muy difícil comprender, ayúdame a aceptarlos en el momento Señor, para guardar la calma y no adelantar mis actos negativos, dominados por mis emociones. Enséñame a cargar mi cruz con fe y con mucha esperanza de ver tu rostro inmaculado muy pronto Señor.

Esta noche, Dios recibe tus cargas y las aliviana para que puedas seguir adelante.

Bendito y alabado seas por siempre hermoso Dios, porque no miras la mancha de nuestras almas, no miras los errores que a diario cometemos, porque pese a ello, nos sigues acogiendo con amor y sigues colocando tu confianza en cada uno de nosotros. Es por ello, Dios de mi corazón, aunque a veces no tenga fuerzas, quiero alabarte con todo lo que tengo, todo es tuyo y todo lo haces nuevo, Señor.

Esta noche, amado Padre, quisiera pedirte por aquellas personas que no pueden conciliar el sueño, atormentados en sus deudas, en sus problemas de familia, de pareja o tal vez porque no encuentran trabajo.

Sana las heridas que puedan tener y aviva sus almas con tu Santo Espíritu, para que te busquen siempre, no solo cuando las cosas marchen mal, sino también cuando todo les vaya de maravilla. Que Tú seas el centro de sus vidas y ellos se refugien y aumente su fe para que tus promesas se hagan obras en nuestras vidas.

Te entrego mi cansancio para que lo restaures y que a través de mi sueño me hagas una persona nueva, con ganas de amar y dar el todo por el todo. Concédeme un descanso pleno, donde pueda contemplarte en mis sueños y recuperar todas las energías gastadas, en el nombre de Jesús, Amén.

Deja un comentario

Don`t copy text!