Oración de la mañana para el 19 de Agosto

Dios de piedad, hoy enciendes con el sol un día muy preciado para mí, gracias por permitir que pueda vivir una experiencia más contigo y con todo lo que colocarás a mi alrededor. Gracias también, por dejar que haya despertado a salvo y haberme cuidado con cariño durante la noche.

Gracias Señor, por haberte llevado el cansancio de esta habitación, por dejar que tu ternura me renueve y me deje listo para hoy empezar a servirte con mayor compromiso. Pues has cuidado de mi familia también, ello es un regalo muy preciado para mí, gracias porque desde temprano puedo sentirme vivo en tu amor.

Te doy gracias querido Dios porque este día está cargado de muchas bendiciones, las cuales yo quiero aprovechar al máximo, porque puedo mejorar las cosas que no fueron buenas del todo y gracias a tu ayuda, podré recuperar otras que dejé pendientes.

Padre de ternura, gracias por este don del existir, porque me hiciste semejante a Ti en la capacidad de razonar y amar sin medida, porque me das la oportunidad de poder realizar todas las actividades que tengo encomendadas.

Me siento tan dichoso de poder compartir esta oración contigo, de sentirme bendecido y con buena salud, con todos mis sentidos prestos para contemplar el esplendor de tu bella creación y así, poder buscarte y refugiarme en Ti.

Buen Dios, eres el rey todopoderoso, mi voz clama tu victoria ante todo mundo.

Con mucha confianza, quiero entregarte mi vida unida a la de mis seres más queridos, te entrego este día para que Tú lo dirijas y me guíes por el camino correcto. Gracias por el trabajo y por todo lo que me das para poder permanecer en Ti y ser feliz.

Te pido querido Dios, que hoy me permitas poder aprender de cada cosa que vea y realice, permite que yo pueda discernir correctamente en la decisiones que tenga que tomar y si en algún momento me equivoco, que pueda aprender de ello también. 

Dame el valor para hacerle frente a todos mis miedos y llegar a todo lo que de corazón anhelo, que hoy pueda continuar un peldaño más de esta aventura llamada vida. Aleja a todos aquellos que me quieran hacer daño, aparta las tentaciones de mi vista para yo poder hacer todo lo que esté en tu voluntad.

Hoy, deseo que cuides a todas la personas que habitan en este mundo, que les puedas regalar un día muy provechoso, uno el cual puedan ser agradecidos cuando las cosas les vayan muy bien y también cuando las situaciones se tornen un poco grises. Empiezo este día en compañía tuya, con una mirada esperanzada en que todo saldrá bien, en el nombre de Jesús, Amén.

Deja un comentario

Don`t copy text!