Oración de la mañana para el 19 de Junio

Dios todopoderoso, la noche ya se ha ido y tu luz vuelve a mi habitación, dándome la bienvenida a este nuevo día. Mientras mi espacio se va aclarando, mi corazón ya se encuentra despierto para alabarte por toda la grandeza de tu bondad.

Necesito de tu valentía y tu fortaleza para estar firme ante cualquier adversidad que se me presente, gracias porque cada mañana me haces entender cuán importante soy ante tus ojos, al cuidar tanto de mí y de cada detalle que dibuja mi vida. Gracias por el sol, por el aire que respiro sin complicaciones, por mi hermosa familia, por mis amigos y hermanos del alma, también por el trabajo y los estudios que me forman para enfrentar esta realidad tan competitiva.

Hoy tengo la certeza de que este nuevo día será muy especial, te pido de corazón que siempre seas mi necesidad, no me desampares Señor. Lléname de entusiasmo y esperanza, derrama muchas bendiciones y tu infinita bondad en cada rincón de mi hogar, pero sobre todo a todas las personas que habitan en ella. 

Toca los corazones de cada uno de mis seres queridos, habita en ellos y conviértelos en testimonio de tu valentía, enséñanos a ser revolucionarios del amor como Tú mi Dios. Protege sus días, cuídalos de los males que siempre buscan perturbar su felicidad, aleja las tentaciones a las que pueden ser expuestos.

Pido tu protección para esta nueva jornada mi Dios, acompáñame a emprender todo este trayecto juntos, que podamos percibir tu amor en todo momento y que lleguen directo a cada latido de nuestros corazones. 

Señor Mío, enamórame de tu presencia y conviértete en mi gran necesidad.

Gracias por convertirte en el centro de mi casa, por darnos la dicha de conocerte, de experimentar tu infinita misericordia, por ayudarnos a aumentar nuestra fe, nuestra unión y el perdón para sanar el alma poco a poco de las diferencias que pueden haber entre nosotros.

En esta sencilla oración, te pido por la prosperidad de todas mis actividades y el bienestar de mi vida. Que todo lo que haga sea como una ofrenda para tu altar, quiero vivir conforme a tus mandamientos bendito Padre, aliméntame con Tu palabra a diario, quiero madurar en espíritu y verdad.

Hoy me dispongo a vivir con muchas ganas que alcanzar tu reino, porque aunque no sepa que es lo quieres de mí, yo seguiré, por Ti y confiaré aunque no sepa lo que será después. Mantente cerca de mí, Señor, para disfrutar de tu presencia reluciente como el sol.

Piadoso Padre, coloco todos mis planes a tus pies, no hay mejor lugar. Regálame un día lleno de tu gracia y de tu paz para compartirla con todos aquellos que te buscan. Gracias por tu amor, por tu amanecer, por tu confianza en mí, envía a tu Espíritu Santo para que sea mi fiel compañero, vamos Señor, el día está por empezar, en el nombre de Jesús, Amén.

Deja un comentario

Don`t copy text!