Oración de la mañana para el 2 de Diciembre

Dios de amor, hoy me arrodillo ante ti para agradecerte por el nuevo día que pones frente a mí. Creo completamente que estás conmigo y que no me dejarás solo por el resto del día. Gracias por el nuevo despertar, ahora me iniciaré un día lleno de esperanza e ilusión frente a las pruebas que puedan venir.

Padre celestial, Señor de señores y Rey de reyes, de mis labios solo salen palabras de gloria y de bendición hacia Ti, pues solo me queda elevar mi alabanza a cambio de todo lo que Tú haces por mí, Señor. No soy digno de tu gracia, sin embargo todo me lo das, todo me lo proporcionas en cuanto necesito, mi Dios, y no sabes cuan agradecido por siento por ello, Señor.

Concédeme la dicha de vivir un día muy productivo, Señor, con aquel propósito que tienes para mí y haz que disfrute cada instante que tienes planeado, que disfrute de mis amigos y de mi familia. Regálame la dicha de aprovechar todos los momentos y sacar un enseñanza de cada uno de ellos.

Úsame para el plan que tienes, Dios de amor, que mi palabra sea esa semilla que pueda sembrar en el corazón de mi prójimo, en los corazones de las personas que están apartadas de Ti y que necesitan encontrar el camino de vuelta a tu casa. Pongo lo mejor de mí a tu disposición, obrando con mucha fe y lleno de entusiasmo, Señor.

Mira con piedad a este mundo que no encuentra la ruta correcta. Llena los corazones de esperanza e ilumina sus mentes para que puedan decidir mucho mejor. Te pido por nuestras autoridades que son guía y parte importante de la sociedad, para que tengan la sabiduría de llevar a su pueblo por los senderos ideales apartados de la corrupción del mal.

Oración de la mañana para el 2 de Diciembre
Dios de amor, aún en las dificultades, Tú estás conmigo. No tengo miedo.

Aumenta mi fe en tu Palabra, Señor y haz que mi oración sea más fuerte. Permíteme conocerte cada día más para llevar tu nombre hacia los lugares que Tú desees, para conversar de Ti con mi familia, para convertirme en un mensajero de tu amor y tu paz, que alivie las penas de quienes te necesitan.

Esta mañana colma mi vida de tu gracia, que mis acciones te agraden y que tus ojos miren con favor mis ofrendas. Divino Señor, dame mucha inteligencia para poder resolver las situaciones complejas que se me presenten a lo largo de este día y ayúdame a tomar las mejores decisiones para salir airoso de las pruebas.

Derrama misericordia sobre mi hogar, sobre mi familia y las personas que más amo. Bendice los planes que tienen para hoy y para su futuro. Cuida sus pasos para que lleguen con bien a los destinos que tengan que llegar y tráelos de vuelta a casa con mucha seguridad. Por favor, Señor, no los desampares ni un solo instante.

Gracias Señor mío, porque sé que escuchas atentamente mi oración. Si es tu voluntad, concédeme esto que te pido con todo el corazón y protégeme el resto del día. No sueltes mi mano, ni la de los míos y otórgame tu favor. Todo esto te lo pido en el nombre de tu hijo amado Jesús, Amén.

Deja un comentario

Don`t copy text!