Oración de la noche para el 12 de Octubre

Oración de la noche para el 12 de Octubre

Buen Señor, lleno de gozo me acerco hacia Ti para agradecerte por el día hermoso que me regalaste, me pongo de rodillas para alabarte y darte honra por tu infinita bondad en mi vida y ahora, que la noche ha llegado, me dispondré a descansar bajo tu vigilancia.

Gracias por no soltarme de tu mano, porque no te apartaste de mi lado. Gracias por las cosas buenas y malas que sucedieron el día de hoy, porque todo lo ocurrido va a formar parte de mi experiencia, la misma que me convertirá en una mejor persona y en un mejor hijo tuyo.

Quiero pedirte perdón, amado Padre, si el desánimo se pudo apoderar de mí en este día. Perdona mi falta de alegría y renueva mis ánimos. Ayúdame a ser grato y agradecerte en medio de todo tipo de situación. Perdóname, Señor maravilloso, porque no pude reconocer tu rostro en un hermano que me necesitó, en un niño de la calle o en un enfermo  que yace en el hospital. Perdón Señor, porque pude llenarme de soberbia o almacenar resentimientos en mi corazón.

Padre Santo, purifica esta noche mi corazón, lava mis manchas y cura las heridas que puedo tener en mi alma. Siempre regrésame al camino que quieres que siga, dale dirección a las velas de mi barca para encontrar contigo nuevos horizontes y la felicidad plena.

Oración de la mañana para el 12 de Octubre del 2018
Esta noche, abandónate al Señor, confía en su palabra, confía en sus promesas, confía en que el Señor hará todo por ti.

Gracias por ayudarme a resolver ese problema que tanto me aquejaba, gracias por ayudarme a salir siempre airoso y victorioso de los obstáculos que me presenta la vida. Estoy convencido una vez más que Tú eres el único Dios y Señor del Universo.

Gracias por resguardar a mi familia, por aliviar sus cargas y mantenerlos con bienestar. Regálales siempre tu paz y la unión que pueda hacerlos fuertes, Señor. Ayúdalos siempre a reconocerte como el centro de sus vidas y que puedan ofrecerte todas sus actividades y tomes el control de cada una de ellas, Padre de misericordia.

Que mi descanso me permita recuperar mis energías, Señor mío. Dame la tranquilidad que necesito para dejar mis preocupaciones atrás en esta noche y pueda descansar en calma, siempre bajo tu vigilancia y sin ninguna perturbación del enemigo.

Amado Padre, te agradezco infinitamente por el día que me regalaste, por todas tus bendiciones y experiencias. Gracias por los seres queridos que pones a mi lado. Gracias porque no me dejaste caer en el adversidad, porque peleas mis batallas y porque confío en que mi oración es escuchada y que mañana será un día mejor para mí. Todo esto te lo pido y agradezco en nombre de Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Unidos en Oración © Todos los derechos reservados