Oración de la noche para el 11 de Octubre

Oración de la noche para el 11 de Octubre

Señor misericordioso, gracias por permitir que el día acaba una vez más a tu lado. Gracias por todos los momentos buenos y malos que me tocó vivir. Sé que lo que sucedió es parte de lo que Tú quieres que aprenda y lo acepto en mi corazón y en mi vida, mi Dios amado.

Gracias Señor bueno y maravilloso porque tu haces todo posible, porque haces que todo marche conforme a tu voluntad, porque siempre te mantienes vigilante y celoso con tus hijos. Mi Dios nunca me desampares aún en los momentos donde creo no necesitarte, pues es ahí cuando más necesito de Ti.

Señor, ahora me dispongo a descansar mi cuerpo, a reposar mi cabeza sobre mi almohada y recuperar las energías que pude gastar a lo largo de este día. Sin embargo, no quiero hacerlo sin antes agradecerte por lo que me enseñaste el día de hoy, agradecerte porque tu amor siempre se manifiesta en mi vida, porque tu misericordia y tu gracia son infinitas para con este siervo tuyo.

Que esta noche sirva para darte gloria por siempre, Señor, para proclamar, ¡Oh Padre!, que eres el único camino, el único rey y el único motor de mi vida. Gracias por permitirme regresar con bien a casa, por darme el alimento para no desfallecer, gracias por que mi hogar refleja tu amor y porque juntos superamos todas las dificultades que se puedan presentar, siempre para gloria tuya.

Oración de la noche para el 11 de Octubre del 2018
Buenas noches
Junto al Señor todopoderoso toda prueba es superada sin ninguna duda.

Te pido perdón por las faltas que pude cometer. Tú conoces mis debilidades y sabes qué errores siempre estoy propenso a cometer. Perdóname, Señor Santo, porque pude ofender a mi hermano, porque pude ofender a mis padres, porque tuve en frente un problema y no quise ayudar; porque deje pasar la preocupación de mi hermano, porque sentí recelo o envidia del éxito ajeno y porque me abandoné a un tentación sin mirar las consecuencias. Perdón Padre misericordioso, que pueda alcanzar tu santa piedad y así borrar estas culpas que he cometido.

Quiero pedirte fuerzas para poder afrontar esta pesada dificultad que me aqueja, esta dificultad que solo Tú conoces, Padre Dios. Dame mucha valentía, Señor, dame mucha fortaleza, dame fe para creer que yo triunfaré. Confío en que de tu mano, todo lo haré posible. Sin Ti, no tengo fuerzas, sin ti no tengo a donde ir, por eso no te apartes de mi lado, Oh Dios bueno.

No te olvides, Padre generoso, de las personas que amo, de las personas que más quiero y que más necesitan de Ti. Bendice sus trabajos, sus estudios y sus actividades. Gracias porque cuidaste sus vidas en este día y por permitir que regresen al hogar con buena salud.

La noche se hace extensa e infinita en tu gracia. Sé que cuidarás mi sueño y que me darás esa paz para descansar mi cuerpo. Te alabo siempre Dios mío. Dame, si es tu voluntad, un nuevo día para disfrutar de tus bendiciones. Gracias por permanecer esta noche junto a mí y a todos los míos. Te lo pido y agradezco todo, en el nombre de Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!