Oración de la mañana para el 10 de Noviembre

Oración de la mañana para el 10 de Noviembre

Bendito Señor, la mañana no puede empezar sin que no deba agradecerte las múltiples bendiciones que pones en mi vida. Como no adorarte y alabarte cuando eres el único amor real para mí. Gracias porque me brindas todo lo necesario para poder vivir y ser feliz.

En este día, protégeme de todos los temores que me alejen de tu amor, de las tentaciones que puedan hacerme caer en las pruebas y de los pensamientos malos que no vienen de Ti. Dame la valentía que necesito para afrontar mis preocupaciones y poder salir victorioso de las batallas de la vida.

Gracias, Oh Señor, porque estás pendiente de mis plegarias. Sabes lo que necesito antes que mis labios lo pronuncien y me lo concedes en el momento que tu crees conveniente. Tus tiempos son perfectos y tus planes son los mejores. Haz que mi amor hacia Ti se mantenga firme, crezca más y que no vacile antes las dificultades. 

Padre celestial, te quiero pedir en este día por las dificultades que atraviesa el mundo, por las personas que se concentran en lo material y olvidan el servicio a su prójimo, por aquellos que viven su rutina de tal manera que terminan siendo indiferentes con los demás. Te pido por sus vidas para que tomen consciencia de ello y puedan regresar a tu camino.

Dios de bondad, en esta oportunidad quiero pedirte por los míos, por mi familia y mis amigos. Concédeles la gracia de poder compartir un día feliz y sin sobresaltos, aumenta su tolerancia y aumenta su fe en Ti. Ayúdalos en los momentos complicados y que puedan verte como la única opción para llenar sus vidas de paz y alegría.

Oración de la mañana para el 10 de Noviembre del 2018
Señor, quizás no lo tenga todo, pero tengo lo necesario ¡Gracias Padre!

Quédate con nosotros todo el tiempo y no nos desampares. Coloca un plato de comida sobre nuestra mesa en todo momento para poder recuperar nuestras fuerzas y nutrir nuestro cuerpo. Permítenos gozar de buena salud y refúgianos bajo un techo.

Padre adorado, esta mañana, te alabo con todo mi corazón y todas mis fuerzas. Quiero decirte que eres digno de todo honor y gloria porque maravillosas son tus obras y bendiciones que tienes para mí. Dios todopoderoso y eterno, mi humilde ser se regocija en tu asombroso poder y tu infinita misericordia.

La felicidad es muy grande al saber que si estás conmigo, nada podrá derrotarme en este día. Conduce y guía mis pasos por tu buen camino, alejando de mí todo tipo de maldad. Cuida mi mente y mi alma para que mi cuerpo sea un templo que refleje tu amor para el mundo.

Ahora me dispongo a iniciar mi día con mucho entusiasmo. Camina de mi lado, Bendito Señor, no permitas que te olvidemos. Todo esto te lo pido en nombre de nuestro salvador, Jesús, Amén.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!